Entradas

Mostrando entradas de junio, 2021

Ánimo Bipolar

Imagen
  CONTENIDO PATROCINADO “ Aunque a menudo me encuentro en las profundidades de la miseria, todavía hay calma, armonía pura y música, dentro de mí. ” - Vincent van Gogh Cuando tus pensamientos, tu comportamiento, tu personalidad o las sensaciones de tu cuerpo, sufren alteraciones extremas que pasan abruptamente de la fuerte agitación, hacia la depresión profunda, es importante obtener un diagnóstico profesional ya que este desequilibrio, puede incluso incrementar el desarrollo de otras trastornos crónicos, como el abuso de drogas, la diabetes, cáncer o cardiopatías. Con mucha frecuencia, es casi imposible descubrir el origen de estos episodios ya que la causa es tanto biológica, como genética. Según el Hospital Universitario Clínic de Barcelona , las personas que sufren de trastorno bipolar tienen un sistema límbico alterado, donde neurotransmisores como la dopamina, serotonina, acetilcolina y tiroxina, cumplen un importante rol en las fases maníacas, como también en las depresivas. La

Visión Suprema

Imagen
  CONTENIDO PATROCINADO " El hígado se abre hacia los ojos " ~ Medicina Tradicional China ~ Es curioso que la emoción relacionada con el hígado sea la ira, porque según un antiguo tratado de Medicina China, sólo a condición de que el hígado esté lleno de sangre, los ojos pueden ver. Cualquier desequilibrio emocional relacionado con la depresión, el mal humor, resentimiento o la irritabilidad, puede promover todo tipo de problemas en la salud, desde presión arterial alta y sus consecuencias, como problemas digestivos, síndrome pre-menstrual o todo tipo de afecciones oculares. Miopía, astigmatismo, presbicia, ojos secos, moscas volantes, glaucoma, cataratas, ojos rojos y secos, mala visión nocturna, visión borrosa e incluso, dolores de cabeza. ¿Qué es el meridiano del hígado? Es un flujo de energía que recorre desde el dedo gordo del pie hacia arriba, enlazando con el pubis, la parte inferior del abdomen y del pecho, donde se comunica con el hígado y la vesícula biliar. Continú