El largo plazo de tu ser

 

CONTENIDO PATROCINADO

La gente no cambia, a menos que tenga una visión de hacia qué van a cambiar” - Thomas Kuhn


Richard Buckmister Fuller, icono de la contracultura, planteó que tenemos la habilidad de vestir y dar de comer, a todo el planeta pero… ¿por qué no lo hacemos?

Lo esencial es saber que mientras haya caos, también hay flujo, cambio continuo. Porque entre nuestro planeta y la naturaleza de la humanidad, existe interdependencia.

Pero los sistemas que organizan nuestras vidas, no tienen en cuenta esta interdependencia y las instituciones (gubernamentales, financieras, etc..), se paralizan con las presiones de la época en la que estamos viviendo. Y ante esto, de forma colectiva, empezamos a perder la confianza.

El miedo que sentimos con el caos, colapsa nuestro buen hacer. Cuando las antiguas normas y narrativas comienzan a esfumarse, el miedo se apodera de nosotras y comenzamos a buscar respuestas, desesperadamente. Es así como acabamos acudiendo a una voz autoritaria, una de comando y control, que nos indique qué hacer o cómo hacerlo.

Porque quien no conoce su historia, está condenado a repetirla y como humanidad, ya hemos estado así antes. Por ejemplo, con la caída del Imperio Romano.

Colapso medioambiental, emigración masiva, gasto excesivo en guerras y luego, llegó la fase intermareal… esa que nosotras llamamos Edad Media. Y durante esta era, las voces autoritarias, fueron representadas por la Iglesia. Más tarde, con el ingreso en la Era de la Iluminación, le quitamos poder a las dinámicas de control que ejercía la Iglesia, pero a su vez, nos separamos de la contemplación y de lo espiritual.

Las voces de comando y control, solo crean división. Seguirlas, nos acorrala a elegir si estamos con ellas… o en contra de ellas. 


¿Por qué el caos nos paraliza?

De forma inconsciente, nos seduce consumir películas, series o noticias que nos cuentan sobre el fin del mundo y es comprensible, porque conecta con la amígdala; esa zona primitiva del cerebro, que se siente atraída hacia visiones de posibles peligros, con la misión básica de proteger nuestra supervivencia. 

Pero, cuando el caos satura nuestra amígdala y ésta, es secuestrada por el córtex prefrontal, comenzamos a recrear, de forma inconsciente, futuros distópicos para “aprender cómo evitarlos”.

Según Martin Seligman, autor de la teoría de Indefensión aprendida, somos homo prospectus. A nivel psicológico, siempre estamos enfocados en nuestra patologías, en todo lo que nos va mal, en lugar de examinar todo lo que nos va bien o lo que nos hace progresar.

Aún así, como homo sapiens, tenemos capacidades únicas que se han desarrollado durante milenios de evolución biológica:

  1. La habilidad de cooperar

  2. La habilidad de prospección, de pensar en el futuro, de explorar con los indicios del presente, infinitas posibilidades futuras (llevado a cabo, básicamente, por el cableado rígido del cerebro: nuestro córtex prefrontal)

Estamos pre-programados para pensar en el futuro, de manera bastante inflexible, debido también a las estructuras de incentivos, establecidas en la sociedad en la que vivimos.

Nuestra rigidez en el proceder, también se asocia al código cultural actual, que se remonta a la Era Industrial. Como, por ejemplo, la mecanización del campo, la industria química, el sector automovilístico, los derivados del petróleo y la migración hacia las ciudades.

Longpath, es el antídoto de Ari Wallach para el corto placismo. Un antídoto para los sistemas que nos rodean, esos que vienen incentivando nuestro comportamiento a través de los últimos cientos de años y que todos nuestros antepasados, han venido creando.

Según Ari Wallach, para corregir cómo nuestra química cerebral se activa ante determinados estímulos, debemos obrar con conciencia a cada momento, en cada interacción que tenemos con otros seres vivos. Puede ser una tarea difícil, pero posible.

Nuestras más pequeñas acciones, construyen la visión de un futuro más alentador y se amplifican, cuando lo hacemos juntas, al compartir esa visión, al cambiar nuestro comportamiento, al cultivar nuestra mente para actuar de manera más saludable. Tanto con otras personas, como con nuestra reacción ante lo que vivimos.


¿Qué es el Largo Plazo de mi Ser?

William Gibson, padre del cyberpunk y autor de la obra The Peripheral, insiste a menudo en que el futuro ya está aquí, solo que no está distribuido de manera uniforme.

El proyecto Longpath, nos enseña 3 pilares, para construir una visión reconfortante de nuestro legado, de todo lo que transmitimos ahora mismo, a las generaciones futuras. Para poder encaminarnos hacia una protopia, hacia un futuro mejor que nuestro hoy. 

Porque con demasiada frecuencia, nos atascamos en el sesgo de la vida útil.

Sin la visión de una Ítaca, como especie humana, nos resulta exageradamente engorroso hacer hoy, el trabajo que nos conduce hacia allí, hacia ese futuro que es muy, muy diferente a nuestro hoy.


PILAR 1

Empatía Transgeneracional

Sanar emocionalmente, las relaciones con tus antepasados, es la forma más directa de crear impacto en problemas masivos. Porque nuestro legado, son nuestras emociones.

Pensar que mi existir se limita únicamente al tiempo vivido, entre el nacimiento y la muerte, es una forma truncada, incluso narcisista sobre nuestro rol en el mundo. 

La empatía transgeneracional nos lleva a practicar arqueología emocional. A penetrar en las capas de tu ser, a través de tu propia historia personal, para animarte a pensar qué puedes hacer diferente, en tu momento presente, por tí y por las generaciones venideras. Porque la empatía transgeneracional, nos permite conectar de manera auténtica y emocional, con las personas que aún no han nacido.

Convertirte en exploradora de tus capas, significa observar a tus ancestros y entender que, todo lo que ellos han hecho, dio forma a lo que eres hoy. Para bien o para mal. Y no significa hacer esto, solo desde el pensamiento. Conectar con ellos a través de la empatía, representa comprender lo que ellos vivieron, por qué tomaron determinadas decisiones y cómo está impactando todo esto en tu vida, tu ser, tu actuar.

Atención: interpretar sus decisiones con empatía, no significa indultarlos. Investigar y descodificar la herencia emocional que has recibido, de todos tus antepasados, te permite aceptar que siguen presentes en ti, de diferentes formas, pero NO DEFINEN QUIÉN ERES.

Nuestro hipocampo, construye el futuro basándose en sus memorias pasadas. Si no trabajamos para limpiar esas memorias, solo conseguiremos seguir proyectando en el futuro, traumas pasados y aquellos mismos problemas, que han ocasionado. Limpiarlas hoy, te da poder para adentrarte en el futuro con una pizarra mental, lo más limpia posible.

Si no tenemos honestas conversaciones con nuestro pasado, si no reconocemos que muchas experiencias anteriores, aún viven en nosotras, si no prestamos atención al pasado que es parte activa de nuestro “software”… muy probablemente, volveremos a repetirlo. 

La tendencia mental de esconder bajo la alfombra, aquello que ha ido mal y continuar avanzando, permanece en la biología humana. Nos atrae actuar así, porque es un comportamiento heredado de nuestra época en las cavernas, basado en el miedo de que al comunicar nuestra verdad, sobre algo que ha ido mal, podemos causar el rechazo de nuestra tribu, ya sean ésta tu pareja, la familia, las amistades o tu comunidad.

Además, estos programas automáticos, te convierten en carne de cañón de personas, autoridades o entes, que aprovechan tus frustraciones y la desconfianza que tienes en el presente, para amplificarlas.


Entradas del blog que pueden interesarte:

Libera Memorias Celulares con Ho'oponopono

Hipocampo Esencial


¿Cómo activar tu conexión con esta Empatía Transgeneracional? 

Reconcíliate con tu árbol genealógico y contigo misma.

Contempla sus decisiones pasadas, con cortesía, tolerancia y bondad.

Porque si no conectas con tu pasado y limpias los bloqueos que acarreas, te será imposible proyectar hacia el futuro, sin dolor o rencor.

Cuando consigas sentirte en paz con tus ancestros, escribe una carta, para tu yo del futuro. Cuéntale lo que quieras, a tu propia persona que acaba de cumplir 10 años más, de los que tienes ahora.

Sin darte cuenta, con solo realizar la acción presente y consciente de escribirla, estás activando emociones prosociales en tu cerebro. Al hacer este tipo de ejercicios de empatía, gracias a la neuroplasticidad, podemos crear nuevas conexiones cerebrales que, con la práctica, canalizan nuestras acciones hacia conductas prosociales.

Así podrás conseguir que el miedo no te paralice, cuando el futuro “oficial”, cuando las suposiciones y creencias compartidas sobre cómo será el mañana, te auguran un callejón sin salida. 

¿Sabías que dentro de cada una de nosotras, viven codificados en el adn, más de 10.000 años de evolución? Llevamos milenios preparándonos, para conseguir pensar soluciones a largo plazo y progresar como humanidad. Aunque las narrativas que consumimos ahora mismo, nos bloqueen.


PILAR 2

Pensamiento de Futuros

El futuro “oficial”, tiene 2 ingredientes básicos para manifestarse:

  • Personas que lo diseñan

  • Sociedades queriendo que suceda

Como homo sapiens, necesitamos que la vida sea constante, porque a nivel cognitivo, nos resulta agotador estar valorando constantemente, infinitos futuros. Pero seguir lo preconcebido, los dogmas de otras personas, solo te hace recorrer los pasos de su verdad, sacrificando el transitar, la verdad de tu ser.

Estamos viviendo nuestra fase intermareal, esa zona intermedia entre el caos total y la creatividad total, que se gesta cuando este tipo de futuro “oficial”… colapsa.

El futuro “oficial” en el que estamos viviendo ahora mismo, fue dictado por la revolución industrial y tecnológica. Las más increíbles visiones de futuro, como la cocina del mañana o el coche del mañana, suelen estar diseñadas por grandes corporaciones. 

Como decía Carl Sagan, somos una mota de polvo suspendida en un rayo de sol y no existe un único futuro, sino que es posible trabajar, ahora mismo, sobre diferentes futuros que converjan, que cohabiten en una misma realidad.

A nuestro cerebro, le resulta difícil pensar en situaciones que suceden más allá de nuestra muerte, porque nos enfrenta a superar en el presente, el hecho de que nuestra supervivencia es… solo una mota de polvo más.

Ésta vida finita, te da la oportunidad de crear un valioso legado que transmitir a las generaciones futuras, en cuanto te des cuenta que cada una de tus acciones presentes, les posiciona en situaciones mejores de las que vives ahora.

Tu legado está totalmente separado de tus logros, el dinero en tu cuenta bancaria o la aprobación social. Cada interacción cotidiana, tiene un gran impacto en tu legado y crea un efecto mariposa, sobre tus descendientes.

Tu proyecto de inmortalidad, puede manifestarse HOY a través de tu elección al votar, de lo que consume tu hogar o con micro acciones, como la simple interacción con otras personas, momento a momento, día a día. La forma en que te comportas, cómo te sientes o dónde eliges enfocar tu atención y energía, son el verdadero origen de tus reliquias.

Solo así, evaporas el miedo a la muerte. Porque te permite soltar la ansiedad que provoca pensar en tu fallecimiento y te deja sentir que, a través de tus actos presentes, vives más allá de tu propia existencia.

Tu forma de ser hoy, ahora mismo, es tu legado, lo único importante que heredarán tus futuros descendientes. Ni tu dinero, ni tus cosas, ni tu nombre en la placa de algún edificio.


PILAR 3

Telos

Para Aristóteles, encontrar nuestro telos era posible, al vivir una vida de virtud. En Longpath, el propósito de existir no es una meta, no es un objetivo finito, es simplemente... un horizonte hacia el que nos dirigimos.

Existen fuerzas tectónicas, que llevan conviviendo con la humanidad desde hace décadas y son responsables, de los futuros plausibles que visualizamos. Aunque para evitarnos agobio mental, solemos mantenernos dentro de ese marco, haciendo en nuestra vida lo que nos dicta la familia, la cultura o la sociedad.

Transformar este tipo de pensamiento, esta enconada visualización de nuestro existir, comienza cuando aceptamos radicalmente, que hemos sido educados, formados y adoctrinados, sobre el futuro que deseamos vivir.

Al analizar estos 3 pilares en tu propia vida, desarrollas tu virtud, tu súper poder y la energía, para darte cuenta que el futuro deseado… puede cambiar un poco, convirtiéndose en tu propósito personal, en tu telos o incluso, un horizonte para toda la sociedad.

Debemos deconstruir nuestras concepciones sobre los futuros deseados, examinando las razones que nos conducen hacia el supuesto futuro “oficial” en nuestra propia vida, para poder visualizar con más claridad, otros posibles futuros… mejores.

Con propósitos personales que vayan más allá, del egocéntrico telos del enriquecimiento personal. 

Procreando altruismo, para el presente y el futuro del mundo.


Otras entradas relacionadas


Fuentes: The Longpath Mindset with Ari Walach - Rich Roll, Longpath: Becoming Our Great Ancestors, How to Think About Building Your Legacy - Kimberly Wade Benzoni, ¿Qué es el efecto mariposa? - Nat Geo, Protopia como actitud de progreso, Indefensión Aprendidas: es lo que NO haces, Todos los libros de Martin Seligman, El Final de una Era


 


Hacerte miembro sin kit de inicio

también te ofrece un descuento del 24%.

 


Acceder al mundo de los aceites esenciales junto a la Tribu Vibras

es una experiencia holística inigualable

Tribu Brasil - Tribu Chile - Tribu Ecuador - Tribu Colombia

Tribu Costa Rica - Tribu Europa - Tribu Latina US

Suscríbete aquí a nuestros 21 días de Bienestar


Conectemos

Sigue a VIBRAS ESENCIALES

instagram-logo-5

Echa un vistazo a nuestro tablero de Pinterest 

para encontrar más ideas.

 

Descargo de Responsabilidad: La información de esta web no debe utilizarse para auto diagnosticar cualquier condición médica. Los aceites esenciales no deben usarse como sustituto de la atención o prescripción médica. 

Somos distribuidoras independientes por lo que si quieres comprar un producto a través de nuestros enlaces, recibimos una comisión sin ningún cargo extra a tu cuenta. Serás parte de la comunidad de Vibras Esenciales y estaremos siempre a tu disposición para ayudarte a transformar tu energía y bienestar con aceites esenciales. 

La información de los aceites esenciales relacionada con la salud no está destinada para tratar, curar o prevenir enfermedad alguna.

Somos una comunidad amante de la investigación a través de la comprobación constante de nuestras fuentes, por lo que todo lo que se recomienda en esta web se basa en nuestra propia experiencia e investigación sobre los productos de Young Living, la única marca en la que confiamos. Las personas integrantes de nuestra comunidad, invitados y afiliados, no asumen ninguna responsabilidad por la aplicación de la información discutida.

Te animamos siempre a que actúes acorde a tu sentir y acudas siempre, ante cualquier duda, a tu propia investigación o hables con tu profesional de confianza.

*Info: Algunos libros y productos están enlazados a un programa de afiliado. Participamos en programas de asociados por lo que si quieres comprar un producto a través de nuestros enlaces, recibimos una comisión sin ningún cargo extra a tu cuenta.

Contacta con Vibras

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *